CRISPR y el futuro de la Biotecnología Agrícola

CRISPR, tan solo seis letras han sido suficiente para que Monsanto y DowDuPont se replanteen el futuro de la biotecnología agrícola.  En un futuro, en el que vamos a habitar un mundo superpoblado, y sin posibilidad de alimentar a todo el mundo con las técnicas de cultivo actuales, el CRISPR aparece como solución para conseguir plantas más productivas y resistentes. ¿Cómo lo hace?

El mundo, según datos de la FAO, se encamina hacia una superpoblación de 9.300 millones de personas en 2050. Un dato que nos arroja un objetivo casi inalcanzable: dar de comer a todas las personas que habitan este frágil mundo azul. Para poner cifras, la agricultura global debería producir hasta un 40% más de cereal para asegurar la seguridad alimentaria mundial.

Y junto a ese objetivo global (que comparte toda la sociedad y la cadena agroalimentaria de principio a fin) aparecen otros retos que nos impone un escenario climático cambiante: debemos producir más, consumiendo menos recursos y preservando el medio ambiente.

Como si de una balanza se tratara, tenemos a un lado aumentar la producción y a otro el hacerlo de forma sostenible. Si aumentamos el peso de la producción y descuidamos el entorno, la tierra no llegará al año 2050 (y no tendremos que preocuparnos de dar de comer a nadie). Si apostamos por la sostenibilidad por encima de la producción, sumaremos otros tantos millones de hambrientos a esos 800 millones de personas que no tienen nada que llevarse a la boca.

¿La solución? Ser eficientes ¿Y cómo se es eficiente? Innovando.

 

Nota original y seguir leyendo en:

CRISPR, el futuro de la biotecnología agrícola

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *